¿Cómo ven los gatos y qué colores pueden distinguir?

¿Cómo ven los gatos y qué colores pueden distinguir?

Los amantes de los animales siempre están felices de descubrir las curiosidades relacionadas con este mundo tan diferente al nuestro pero sumamente complementario a nosotros.

En particular, sería muy bueno ponerse en la piel de nuestros amigos felinos y comprender cómo ven el mundo que los rodea.

Afortunadamente, gracias a la investigación y los estudios, esto ya no es un misterio completo. Obviamente, existen diferencias entre la visión humana y felina. Así que descubramos más sobre cómo ven los gatos.

¿Pueden los gatos ver colores?

Hasta hace unos años se pensaba que los perros y gatos (y cualquier otro animal en general) no veían colores, a diferencia de los humanos.

Ahora se ha descubierto que los gatos ven algunos colores, aunque no pueden ver todo el espectro de luz.

Básicamente, su percepción de los colores es mucho menos saturada que la nuestra, es decir, los ven un poco más «descoloridos».

Sin embargo, los estudiosos aún no se ponen de acuerdo sobre el tema, por lo que no es posible establecer con certeza qué colores pueden captar los gatos y cuáles no. Los gatos domésticos parecen ver solo azul y verde y su visión es muy similar a la de los humanos con discromatopsia o daltonismo (la incapacidad para distinguir colores).

También te puede interesar: El gato huele la comida pero no come

Los gatos pueden ver muy bien en la oscuridad.

Los gatos pueden ver muy bien en la oscuridad

En la naturaleza, los gatos son excelentes depredadores y, a menudo, cazan de noche, razón por la cual pueden ver bien incluso en la oscuridad. Si miras los ojos de un gato, puedes ver que tienen una pupila elíptica y vertical.

A diferencia de una esférica (como la de los humanos), una pupila elíptica puede dilatarse y agrandarse muy rápidamente. He aquí una primera razón por la que los gatos ven bien en la oscuridad: sus pupilas se dilatan mucho y son capaces de captar y «absorber» todos los rayos de luz disponibles, mejorando enormemente la visión nocturna.

Otra curiosidad: ¿qué pasa si le haces una foto a tu gato con un flash o si te encuentras con su mirada de noche?

Seguro que notarás que sus ojos tienen algo «extraño» y casi inquietante… se ven brillantes y opalescentes, brillan en la oscuridad. ¿Cuál es la causa de este fenómeno?

Bueno, los felinos (al igual que otros vertebrados) tienen una capa de tejido reflectante (llamado tapetum lucidum ) colocada detrás de la retina.

En los felinos, esta capa está compuesta por células que contienen cristales altamente reflectantes. Tapetum lucidum refleja la luz y aumenta la cantidad de luz que llega a los fotorreceptores en la retina, lo que mejora enormemente la visión nocturna.

También te puede interesar: Las mejores pipetas para gatos

Movimientos, profundidad y vista periférica

Los felinos tienen una vista muy aguda: pueden detectar incluso los movimientos más pequeños. Esta habilidad es muy útil cuando se caza.

Pero eso no es todo, los gatos y los gatitos también pueden mover los ojos extremadamente rápido, para identificar y seguir fácilmente a una presa que huye. Al igual que los humanos, los gatos tienen visión binocular y por lo tanto ven el mundo en tres dimensiones (aunque de una manera menos definida que nosotros), pudiendo así tener una sensación de profundidad y comprender qué tan lejos se encuentra un objeto de ellos. Gracias a esta característica física, el campo visual de un gato alcanza el ancho de 200 grados (contra 180 grados para los humanos).

Además, los gatos tienen una visión periférica mucho más amplia que la nuestra debido a que sus ojos son mucho más prominentes. La visión periférica se refiere a la capacidad de mirar los límites del campo de visión sin mover el cuello y la cabeza, pero solo con los ojos. La visión periférica en los gatos se extiende 30 grados por lado del campo visual, mientras que para los humanos es de 20 grados por lado.

Los gatos ven mejor los objetos cercanos

Los gatos ven mejor los objetos cercanos

Para entender el punto, se puede decir que los gatos en realidad son miopes, es decir, son capaces de ver mejor los objetos cercanos que los que están a pocos metros de distancia. Básicamente, los gatos tienen dificultades para enfocar objetos que están a más de 6 metros de ellos (mientras que los humanos podemos enfocar objetos incluso a 30, 40, 50 o incluso 60 metros de distancia).

Si buscas en Internet, encontrarás las fotos creadas por algunos artistas y fotógrafos que ilustran claramente la diferencia entre la vista del hombre y la del gato: los gatos ven bien los objetos cercanos, pero los lejanos, el «panorama», son muy muy borrosos en sus ojos.

Dato interesante: los gatos no pueden ver lo que hay directamente debajo de sus narices, por lo que a veces les cuesta detectar el juguete o las croquetas que colocas frente a ellos.

hqdefault 16


Preguntas frecuentes sobre cómo ven los gatos

 1. ¿Qué ven los gatos cuando miran a los humanos?

Aunque los gatos ven colores, probablemente vean el mundo que los rodea (y, por lo tanto, los humanos también) de manera muy diferente a nosotros. Dado que tienen menos conos de fotorreceptores para el color rojo, las cosas parecen en su mayoría azules, grises y amarillas para sus ojos. Sin embargo, entender exactamente cómo nos ven los gatos sigue siendo un misterio; de hecho parece que incluso pueden ver colores que los humanos no percibimos.

 2. ¿Qué tan lejos puede ver un gato?

En comparación con los humanos, la vista de los felinos tiene una relación entre 20/100 y 20/200. En términos simples, podemos ver un objeto incluso si estamos a 100-200 metros de distancia, mientras que un gato debe acercarse al menos a 20 metros para ver el mismo objeto. Los gatos son prácticamente miopes, ven muy bien los objetos cercanos (hasta 6 metros) mientras que el resto aparecen muy borrosos. Esta característica, sin embargo, les sirve para cazar presas.

 3. ¿Qué colores ven los gatos?

Algunos estudiosos afirman que los gatos solo ven azul y gris, mientras que otros dicen que simplemente ven colores menos saturados, es decir, menos intensos. Se puede decir que los gatos pueden ver bastante bien los colores azul, verde, amarillo, morado y gris, mientras que ven mal el marrón, el rojo y el naranja. A diferencia de los humanos, de hecho, los gatos tienen menos fotorreceptores en el centro de la retina que se utilizan para la percepción de los colores (llamados “conos”).


Fuenti:

Petpassion: Human Sight y Feline Sight:descubre las diferencias

Otros artículos relacionados

Deja un comentario