Las 6 mejores correas para perros

Las 6 mejores correas para perros

Un agradable paseo por el parque con su perro es un momento precioso tanto para él como para el dueño. ¿Cuántos de nosotros conseguimos mantenernos en forma gracias a salir con Fido? Pero cuando vamos con nuestro perro es fundamental sujetarlo con una buena correa. Este sector también está saturado de alternativas y elegir la que se adapte a nuestras necesidades puede resultar un poco complicado, así que pensamos en investigar el tema…

Las mejores correas para perros

¿Cuál es la mejor correa para perros?

También en este artículo hemos elegido uno de los temas más comunes entre los dueños de perros y nos comprometemos a analizarlo en sus diferentes perspectivas. En primer lugar, hemos recopilado algunos modelos diferentes de correas para perros analizando sus peculiaridades, para conocer mejor qué ofrecen los diferentes modelos antes de proceder con la compra, ¡con la esperanza de ayudarte a elegir la mejor correa para perros!

A continuación te presentamos los mejores baños de parafina:

1. Correa de perro grande JBYAMUK

Una hermosa correa de nailon con asa acolchada, es adecuada para perros grandes y está estructurada internamente para resistir las mordeduras. Es un modelo ligero con ganchos metálicos con rotación de 360 ​​°. Está hecho especialmente para no retorcerse sobre sí mismo y tiene detalles reflectantes para visión nocturna. Tiene una longitud total de 1,50 my un grosor de 2,5 cm.

2. Correa para perros pequeños Peteast

Esta correa retráctil tiene una longitud total de 5 metros. Está fabricado en plástico ABS muy resistente, tiene un asa ergonómica y el cordón es de nailon de doble costura. Es ligero y confortable. Es un modelo asequible y fiable que recomendamos para dueños de perros que no pesen más de 20 kg.

3. Correa para perros extensible Flexi

Similar al anterior pero apto para perros de hasta 50 kg de peso, es un producto de calidad alemana que satisface todas las necesidades de nuestros amigos perros. Esta leash tiene varios accesorios con los que se puede personalizar, disponibles en la web del fabricante, es una leash retráctil intuitiva y ligera, con un botón de bloqueo muy fiable. El costo está en consonancia con un buen nivel de calidad precio.

4. Correa de cuero para perro Schnüffelfreunde

Para los propietarios más elegantes sin límites de gasto, recomendamos esta correa de cuero genuino cosida a mano. Tiene una longitud total de 2,50 m pero se puede ajustar a 3 tamaños intermedios. Durable y fácil de manejar, tiene un mango ligeramente acolchado para un fácil agarre. Se adapta a cada raza y tamaño de perro, desde el más pequeño hasta el más grande.

5. Correa doble para perros YOUTHINK

Una correa doble de nailon de colores, resistente y ligera. Es apto para perros de hasta 50 kg y está equipado con un cierre anti-torsión con un gancho que gira sobre sí mismo 360 °. Tiene componentes reflectantes para visión nocturna, mide unos 2,30 m de largo y sobre todo tiene dos cómodas asas a diferentes alturas para reducir la longitud de la correa en un solo movimiento.

6. Correa de perro de 3 m de Kaka Mall

Simple pero muy lindo y efectivo, esta correa de nailon está acolchada para reducir el impacto del tirón. Es totalmente reflectante, con una longitud total de 110cm, se adapta a todo tipo de perros gracias a la excelente calidad de los materiales. También tiene una pequeña etiqueta para el nombre / n. tel en el borde interior del cordón.

¿Qué modelo de correa de perro elegir?

Correa de perro

Existen los mejores modelos para entrenar y los más indicados para un paseo relajante en el parque, en la calle o para mantenerse cómodamente en el coche ante cualquier eventualidad. Usar la correa adecuada para la ocasión adecuada es importante para el perro y por eso hemos preparado una breve descripción de las cualidades de cada una:

  • Modelo Estándar las «correas estándar» son aquellas con un solo cordón fijo para conectar al perro al dueño, sin posibilidad de alargar o acortar la longitud. Este tipo de correa ofrece más control sobre el perro porque definimos el espacio que tendrá disponible para explorar. Es especialmente indicado para la calle, donde debemos asegurarnos de tener siempre la máxima reactividad en caso de encuentros inesperados o reacciones bruscas.
  • Modelo retráctil este modelo de correa es sin duda el más popular entre los dueños de perros gracias a su versatilidad, aunque no son pocos los expertos que desaconsejan su uso por la demasiada libertad que deja al perro… aunque sea el grande. la libertad de movimientos es el aspecto que la hace preferir a los numerosos propietarios que la eligen una y otra vez.

De hecho, esta gran libertad es un aspecto controvertido porque cuanto mayor sea la distancia entre el perro y su dueño, menor será el control que ejercerá el hombre sobre su animal, aspecto que puede exponer a nuestro amigo cuadrúpedo a numerosos peligros como el coches o bicicletas que de repente llegan delante de él con el riesgo de abrumarlo, otros perros que pueden ponerlo nervioso, etc…

En estas situaciones, la única forma de poder intervenir eficazmente sería acortar la longitud del cordón y con un modelo retráctil en máxima extensión puede que no sea posible. Esto no quiere decir que no se deban utilizar correas retráctiles, al contrario, pero primero debemos considerar el carácter de nuestro perro y asegurarnos de que responde a comandos importantes para poder bloquearlo en situaciones peligrosas. Para un perro de carácter tranquilo y bien portado con correa, el modelo retráctil es lo mejor de la vida porque le permite explorar libremente el entorno circundante e interactuar con los estímulos ambientales sin la interferencia del dueño.

  • Modelo ajustable : este tipo de correa combina el control de las correas estándar con la flexibilidad de las retráctiles. Por lo general, pueden extenderse hasta aproximadamente 2 m de longitud, con la opción de agregar o reducir el espacio de acción ajustando el control deslizante o el gancho.

Resumen de materiales utilizados

Ahora que hemos analizado todos los tipos de correas para perros, veamos los pros y los contras de los diferentes materiales de los que están hechos.

  • Cuero: es un material muy duradero y también uno de los más cómodos de sostener, sin embargo, tienden a ser más costosos que los demás y también requieren un cierto nivel de mantenimiento con el tiempo. No es un material especialmente resistente si nuestro perro es masticador por lo que evaluamos este aspecto antes de invertir en una correa de cuero.
  • Nylon: es un material extremadamente común, yo diría que el más popular en la actualidad. Durable y económico, no se daña por la lluvia o el calor excesivo pero siempre será mejor comprobar su desgaste con cierta regularidad porque el continuo roce con el tiempo lo hace más frágil al desgarro.
  • Cadena – entre las 3 alternativas es la única realmente resistente para perros que tienden a masticar telas compulsivamente. Es un modelo que lamentablemente tiene algunos inconvenientes por ejemplo es más pesado y por ello puede resultar incómodo en las caminatas largas, además no tiene elasticidad y al tirar produce un efecto brusco en el cuerpo de nuestro amigo.

Elija la longitud correcta

Como hemos visto, cada tipo de leash tiene su propia longitud media. Cuanto más corto sea, mayor será el control sobre nuestro amigo perro. Las correas más cortas son las más adecuadas para entrenar, si buscamos un modelo por este motivo. Los modelos retráctiles suelen venir con un bloqueo de longitud y esto nos permitirá ajustarnos al entorno a explorar así como al propósito de la caminata.

Elija el grosor adecuado

Si nuestro perro es un masticador compulsivo tendremos que orientarnos necesariamente hacia un modelo resistente pero considerando que el grosor de la correa no solo es útil en estas circunstancias particulares, en función del grosor de hecho la correa será más blanda o rígida y en consecuencia su «tirón» será más vigoroso o más suave. Siempre medimos el grosor del cordón (o cadena) al tamaño de nuestro perro, a su fuerza, al control que queremos impartir.

Extensible ¿Cuánto?

  • 1-1,50 m: es una buena longitud para la ciudad y el tráfico. Nos permite tener un excelente control sobre nuestro perro y además tiene la longitud adecuada para entrenar a nuestro compañero de cuatro patas para que se quede a nuestro lado y en nuestro paso.
  • 2 m: un tamaño ideal para pasear por el parque y las calles de poco tráfico. La longitud adicional permite al perro explorar los alrededores sin riesgo de ponerse en situaciones peligrosas.
  • 5-3 m – algunos entrenadores expertos recomiendan esta medida para entrenar al perro a obedecer porque le permite al animal una cierta distancia del dueño pero aún le deja algo de control.
  • Más de 3 m: estas correas largas son perfectas para entrenar al perro a distancia, como recuperar, pero también son perfectas para darle al perro la libertad de explorar el entorno de forma independiente.

Acostumbra al perro a la correa

Correa de perro

Muchos perros se quedan callados cuando los sujetamos al arnés, pero hay muchos otros que necesitan estar acostumbrados a caminar con correa. Como también habíamos visto en el artículo anterior sobre los Mejores Cinturones de Seguridad para Perros, para acostumbrarse será necesario ir paso a paso, sin imponerse y sin usar la fuerza. Enseñar a un perro a hacer algo oa respetar un determinado comportamiento puede resultar frustrante para el dueño, especialmente al principio. Los perros son animales llenos de personalidad, se distraen, juegan, muchos son particularmente testarudos… pero con la actitud adecuada nada es imposible. ¡La paciencia, el amor y la sonrisa son nuestras armas ganadoras!

  • Nos familiarizamos nuestro perro con la correa y arnés. Dejemos que los huelan y enseñémoslos un rato dejándolos en el suelo. Si el perro quiere jugar con él, déjelo. Debe aprender a verlos como objetos cotidianos e inofensivos.
  • El siguiente paso será conseguir que el perro se ponga el arnés y dejarlo un rato. Si vemos que está molesto, nos lo quitamos después de unos minutos y le damos una golosina. Siempre debemos alentar su comportamiento positivo pero también los esfuerzos que hace por complacernos.
  • Cuando se acostumbre a llevarle el arnés y la correa, dejándola blanda, retrocedamos unos pasos y dejemos que venga hacia nosotros. Recompensémoslo con una galleta. Repetimos varias veces. También podemos jugar algunos pequeños juegos para mantenerlo atraído.
  • Cada vez alargamos más la distancia y tal vez incluso lo llevamos a diferentes habitaciones de la casa para que ya haya «caminado» con nosotros. Seguimos llevándolo por la casa con nosotros hasta que se acostumbre por completo. Ahora podemos empezar a sacarlo al aire libre, primero en el jardín (si lo tenemos) o en el camino de entrada, luego un pequeño paseo por la calle, luego un paseo por el barrio… Cada vez le damos un premio y le hacemos muchos cumplidos.

Consejos para caminar con correa con el perro

Ahora que nuestro perrito (o perro grande) está acostumbrado al arnés y la correa, podemos disfrutar de muchos paseos con él. Hemos recopilado algunos consejos útiles para ti:

  • Llevémoslo a dar paseos de al menos 30 minutos. Obviamente tendremos que tener en cuenta la salud del perro pero si está en todas sus fuerzas y energías, dejémosle que se desahogue con bonitas carreras por el parque o largas caminatas juntos.
  • Traemos un cuenco y una botella de agua fresca. Sobre todo en los días de verano conviene estar preparado para regarlo pero también para enfriarlo un poco si el sol pega especialmente. Es una buena costumbre no solo para el verano, si estamos acostumbrados a hacer rutas de varios kilómetros es bueno salir organizado.
  • Tomemos unos descansos. Observamos el comportamiento de nuestro perro y alternamos momentos de juego con momentos de paseo pero también momentos de pausa.
  • Siempre estamos atentos a lo que se lleva a la boca. Es muy triste pero sabemos que lamentablemente existe el riesgo de encontrar bocados envenenados… también por eso es importante que el perro responda a las órdenes, un «no» podría salvarle la vida. Siempre mantenemos los ojos abiertos y, si es posible, realizamos un primer recorrido de inspección por la zona para asegurarnos de que no haya zonas peligrosas u objetos anómalos.
  • Traemos refuerzos positivos con nosotros, ya sean golosinas o su juego favorito o toneladas de cumplidos. Recompénselo siempre cada vez que responda a una orden o se comporte bien, juegue con él y demuestre que apreciamos todos sus esfuerzos.

Preguntas más frecuentes

 1. ¿Cuánto cuesta una correa de perro en promedio?

Las correas para perros pueden costar entre 10 euros y más de 50 euros, según el modelo, la marca y las funciones ofrecidas.

 2. ¿Es mejor una correa fija o retráctil?

Depende de las necesidades. Una correa corta es más adecuada para la ciudad por el mayor control que ofrece, la retráctil es más versátil y permite una mayor libertad para el perro, especialmente en el parque.

 3. ¿Sería mejor dejar siempre el collar al perro?

Siempre podemos dejar un collar en el cuello del perro si no le molesta. También es útil poder dejar una etiqueta de identificación en caso de que se pierda. Por el contrario, no se debe dejar el arnés todo el día sino solo cuando sea necesario para salir.

 4. ¿Tirar de la correa no lastima al perro?

No recomendamos usar correa en el collar, siempre preferimos el uso de un arnés que distribuya el impacto del tirón en el cuerpo.

Quizás te interese…

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar